Breve manual para utilizar Facebook


1) No tener como amigos a familiares mayores de 40 años.
A no ser que seas un fraile tibetano con una vida social poco activa, evitar compartir la red social con tías, abuelos, etc. (También es aplicable para amigos de tus viejos). Generalmente tienen mucho tiempo libre y pasan las horas consumiendo tu material. No es bueno tener que dar explicaciones en la mesa familiar acerca de tus “salidas extrañas”, tus “fotos procaces” y tus “comentarios obscenos”.

2) Chequear la cuenta una vez al día como mínimo.
Estar pendiente de lo que sucede en la red, no dejar nada librado al azar que pueda perjudicar tu reputación. No conectarte durante una semana y descubrir que fuiste etiquetado en 30 fotos besándote apasionadamente con el bagarto de turno, puede dañar tu imagen. Lo mismo sucede con los comentarios que puedan publicarte en tu muro: “Marquitos, ayer estuve con una mina que dijo que eras un pelotudo!! Jaja” o “Carlita, te olvidaste una caja de tampones extra chiquitos jajaja” (siendo posteriormente publicados en las noticias a los ojos de todos).

3) Saludar en los cumpleaños.
Puede que sea tu peor enemigo, aquel con el que no compartirías ni un recreo, ese que siempre dice boludeces y no podés escuchar, pero si cumple años,

“Muy feliz cumpleaños!!! Celebralo a lo grande!! Que lo pases genial... y nos estamos viendo! un beso y un abrazo!”

Es una especie de cumplido impostergable, de deber moral.

4) Evitar la actualización de estado o publicación de videos constante.
Nadie quiere escuchar tus frases de Calamaro o tus poemas de Neruda cada 5 minutos. Ahorrate el rejunte de frases patéticas que sólo desnudan tu personalidad conflictuada o tus amoríos caóticos. En cuanto a los videos, si no es un tema formidable que tenés necesidad de comunicar, obviá publicar aquellos que sólo vos ves como cómicos y que son o muy aburridos o muy estúpidos.
¡Ah! Y hacete una cuenta en Twitter.

5) No tener de amigos a boliches o RRPP.
Si no querés que tu bandeja de entrada se cope de mensajes del estilo “FIESTA DEL PINDONGO// BARRA LIBRE HASTA LAS 2 A.M.” o “PREVIA DESCONTROLADA! NO TE DUERMAS Y VENITE CON MINITAS”. Rechazá las solicitudes de amistad de todo lugar bailable o RRPP frustrado, que no sólo te envía inbox sino que también publica en tu muro con un tono entre canchero y afectado, comprometiéndote a asistir a alguna reunión.

6) Callarte los comentarios relacionados con la facultad/colegio.
A nadie le interesa si promocionaste Física o clavaste un diez en Penal. Hacelo por vía privada, ya que causa un profundo dolor a aquellos que vienen estudiando como mulas y no consiguen arañar un cuatro.

7) Tratá de no unirte a grupos de modo compulsivo.
Sobretodo si los grupos revelan tu coeficiente intelectual excesivamente bajo. ¿Qué problemas te aquejan que sentís esa enferma necesidad de clickear cada solicitud? Algunos ejemplos que me irritan (Copiados textualmente, se puede comprobar su veracidad en Facebook):

- "Mi mamá también se sienta 3 horas en la pc a ver los mails del power-point"
- "'Mamá me voy... chau', 'Vení mas tempraaaano' (CHUPALA)"
- “A ver prestame los anteojos; A PERO NO VES UN CARAAAJO”
- "TODOS TENEMOS UNA SILLA EN LA PIEZA PARA TIRAR LA ROPA JAJAJAJA"
- "Para todos los que no podemos parar de decir "jaja" en el chat"
- “¿Quién no se comió un Palito de la Selva con papel porque no salía? Jaja”
- “Ya paso hallowen y algunos siguen con la caretaaaa ;)"
- "Hay tantos bombones dando vuelta y vos llorando por ese caramelo media hora... NAAAAAAAAAAAAAAAAA"

¿¡Qué se les pasa por la cabeza?! ¿Les resulta divertido? Siempre me pregunto lo mismo y todavía sigo sin hallar la respuesta.

8) Basta de “Me gusta”.
Entiendo que te guste una determinada foto o un enlace (si es el de este blog, más aún), pero detesto que todo les guste a todos. Dejá de clickear, en un acto cuasi vicioso, cada comentario/sugerencia/estado de tus amigos, abusando de la opción y rejuntando en una carpeta mental, las estupideces que tanto te agradan.

9) Evitar comentarle a tus amigos lo que hiciste con ellos el fin de semana.
“Qué buena fiesta! La mejor noche chabónnn”. Si ambos estuvieron en la fiesta y ambos la pasaron bien, ¿Cuál es la obligación que tenés de gritarlo a los cuatro vientos? Claro, sos el más capito de todos ¿no? Callémonos la boca, o hablemos por teléfono.

10) Cuidado con las fotos de perfil.
Ya hemos aclarado que una ley básica es: “En la foto de perfil estás re dable, pero todos sabemos que no es cierto”. Dejá de engañar a tus amigos;
Si te haces un primer plano de tu ojo, es porque tenés una nariz de oso hormiguero.
Si tu foto sacás la lengua, es poque querés que vean que sos re cancherita.
Si tu foto es con un trago, es porque querés mostrar que sos re alcohólico y te la re bancás.
Dejá de hacer el ridículo, haceme el favor. Ponete una foto decente que no revele la basura que tenés en la cabeza.

4 comentarios:

  1. jaja toda la razón, y la 4 si, desagradan los poéticos en facebook ...

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Buenisima gon, tuvo la acidez necesaria. Los poetas melosos, los familiares al pedo y los comentarios relacionados a la facu "Promocione!!!" hacen odiar a la gente. jaja

    ResponderEliminar
  3. Yo hago casi todo esto... el tema es que haciendo esas cosas encontre tu blog ! qué contradictorio no? jaja

    ResponderEliminar
  4. Fue taaaan genial!!! jajaja, me reí mucho. Primero porque cometo la mayoría de esos "errores". Tengo adicción a unirme a grupos y hacerme fan, hasta soy fan del grupo "soy fan de hacerme fan". También hago actualizaciones de estado más seguido que lo recomendado. Y publico cosas que muestran mis peores miserias. Uno se desnuda en FB.. Es así. Me encantó este post. Pero por lo que voy viendo, no lo actualizás mucho. Una pena, me re enganché. Besos

    ResponderEliminar