Sanando heridas

24 de Marzo: "Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia"

Fácil es creer tener la única y certera verdad. Penoso es dividir en bloques y actuar conforme a ellos. Difícil es juzgar la historia sin haberla vivido. Más difícil aún, haberla vivido y ya no poder juzgarla.

No estoy en contra de los reclamos, sí de los rencores. Polarización y patriotismo no se llevan bien y en definitiva, debemos reconocer que somos madera del mismo árbol. Es triste que un hecho nos parta en cientos de pedazos irreconciliables. Soy partidario de un futuro afortunado olvidando un pasado oscuro. No creo que las heridas de una Nación se deban borrar, pero tampoco creo que haya que dejar que se infecten por completo. Vendarlas sería la solución, intentando seguir adelante con el organismo lesionado pero esperanzado.

Dejemos de “marchar contra…” y empecemos a “caminar hacia…”. Los años pasan y la historia merece ser recordada, muchas veces con dolor pero jamás con odio.

Extraño es que un acérrimo defensor del vaso medio vacío se disfrace de optimista de la noche a la mañana, pero es que ya no soporto la triste división respecto al tema. Sé que soy heredero de este pasado inmodificable, sé que necesitamos memoria, verdad y justicia, pero necesito gritar ¡Basta de revolver sin necesidad aquello que nos aleja!

Estoy en contra de los que se llenan la boca sin tener una opinión fundada respecto al tema. Estoy en contra de los que buscan excusas para sostener ideologías en quiebra. Estoy en contra de los que hacen política del hecho más funesto de nuestra historia.

Hagamos memoria sin anhelos revanchistas. Encontremos la verdad a través del consenso. Busquemos la justicia de la mano de la paz. Abramos paso a la reflexión, recordando siempre que así como un acto de justicia permite cerrar un capítulo, un acto de venganza sorprendentemente, abre un capítulo nuevo…

6 comentarios:

  1. Dónde está el botoncito de "me gusta" ? Ah, no ?
    Siempre tan acertado, usted.

    ResponderEliminar
  2. me encanta como escribis
    y me encanta lo que pensas

    ResponderEliminar
  3. Sutilmente ecxelente!
    Fran B.

    ResponderEliminar
  4. Dejemos de “marchar contra…” y empecemos a “caminar hacia…”.

    MUY BUENO GON

    caro.

    ResponderEliminar
  5. Aii, que lindo! Me encantó.
    Como Teresa de Calcuta, que decía que no quería unirse a un grupo anti-guerra, sino uno pro-paz.

    :)

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno ,,
    no se me habria ocurrido , ni en pedo

    ResponderEliminar