Gracias Sr. Google (segunda parte)

Buscador, profesor, empresa, institución… Una seductora vía que transforma nuestras simples demandas en millones de útiles resultados con una imperceptible espera de medio segundo (léase 0,23 segundos o 0,48888… segundos, según su humor).Lo que más me sorprende de

Google no es su efectividad sino las extrañas búsquedas que realizan sus usuarios. La gente dejó de buscar páginas para comenzar a buscar respuestas, y al parecer, Google las tiene.

Veamos más averiguaciones realizadas por los argentinos:

7) Los cantantes gráficos


En su mayoría reggaetoneros, intentando localizar ese tema que tanto escuchan pero que aún no pueden nombrar. Entonces aparecen las denominaciones del todo por la parte y las porciones de letra más escuchadas se hacen presentes. Aplaudo a los que buscaron, sin miedo al error, “parapa pa pa” (“Rap das armas” para los curiosos)… En su necesidad de oír el tema son capaces de reproducir rudimentariamente fonogramas peculiares. Vale aclarar que en búsquedas más especializadas figuran “nanana”, “pepepe”, “lalala” y… ¿“tiki tiki”?

8) Las paranoicas


No me dejan de sorprender las consultas que deberían realizarse con el médico correspondiente y sin embargo se elije al consultor de masas. Si bien algunas comidas pueden causar intoxicaciones en los organismos de las embarazadas, no debe haber una censura alimenticia. Ahora sí, si pensás darle sin pudor alguno al chocolate, al jamón serrano y demás embutidos, el resultado será más que evidente al fin del embarazo. Es como seguir preñada pero sin el niño…

9) La jerarquía a la hora del armado


Gracias a una seguidora, pude conocer nueveamente este extraño orden de prioridades. Volvemos al mismo razonamiento planteado en el artículo anterior. ¿Acaso armar un proyecto no es más importante que resolver un estúpido cubo mágico? ¿Un currículum vitae no debería preceder en búsquedas al ARMADO DE UN PORRO? Después nos quejamos de la desocupación...

10) Los padres y abuelos


La barra de navegación está en la parte superior de la pantalla, esto es un buscador. Muchas Gracias.

11) Diversas definiciones de Facebook


Tranquilos. Serenos. Cautos. Respiren… Comprendo a los que piensan que Facebook es un asco, una porquería o una estupidez pero ¿Un peligro?, ¿Un fraude?, ¿Una trampa?, ¿UNA CONSPIRACIÓN?... ¿No será demasiado? Creo que los más acertados son los últimos... llamémosle simplemente“red social”, al menos por ahora.
Al margen de qué es o deja de ser Facebook, les recomiendo a los definólogos un foro para debatir (recuerden que están en un buscador).

12) ¿Nosotros?


Comprendo el odio desmedido hacia Ricardo Fort, Miley Cyrus, Messi o el mismísimo Barney. Lo que no termino de entender es que en el dominio argentino de Google (que se supone es consultado por argentinos) se encuentre una referencia de antipatía, rencor o aborrecimiento HACIA NOSOTROS MISMOS. No es lógico ser de River y odiar a los de River, ¿Se entiende?

Hipótesis:
a) Son los extranjeros residentes en nuestro país.
b) Son los antipatriotas de mierda.
c) Son los argentinos. Es decir, nosotros. Es decir, unos tristes pelotudos.

2 comentarios:

  1. Su cuenta ha sido desactivada por falta de uso. Disculpe las molestias.

    ResponderEliminar
  2. Con respecto al punto y tantos, en el que sale ODIO A LOS ARGENTINOS, como argentino bien herido en mi orgullo patriótico, me vi en la obligación de hacer la prueba, y descubrí que no taaan alarmante. Explico: al tipear "odio a", el google toma el "a" como algo más que el simple "a esto" que le atribuimos notros. Por lo tanto esa minúscula letra es la que desencadena esas complicadas operaciones cerebrales de google que terminan tirando la opción "odio a los 'a'rgentinos". Probé buscando simplemente "odio", y aparecen todas las demás opciones anteriores, salvo la mencionada.
    Gran tranquilidad saber que no somos taaan odiados ;)

    ResponderEliminar