Quinta breve cita con el psicólogo

Gonzalo: Hice lo que me dijiste: cambié el método, me levanté a las 6 de la mañana, apagué los aparatos tecnológicos y me puse delante del material de estudio.
Ps: ¿Y?

Gonzalo: Aprobé.

Sin dudas hay cosas peores que un aburrido sábado lluvioso y un deprimente domingo soleado. Hay situacíones peores que bochar un parcial o final, no tener ganas de estudiar o pensar que todo nos sale al revés de lo esperado. Asique cambiá esa cara de pelotudo e intentá solucionar los estúpidos problemas cotidianos de los que tanto te quejás.
SIEMPRE puede haber peores, agradecé los que te tocaron en suerte...

2 comentarios:

  1. VES. Decime q este lo escribiste para vos, siempre tan tráaaagico.

    ResponderEliminar
  2. Un ápice de optimismo para los ultimomentistas. Gracias :D

    ResponderEliminar