Los 7 días capitales

MIERDUNES
Está lejos del Viernes y cerca del Domingo que padeciste. Es un día variable de acuerdo a las personalidades y la situación en que uno se encuentre. Puede que lo odies simplemente porque empieza la tediosa actividad o que decidas encararlo con todo: dieta estricta, estudio organizado, horarios prefijados, sueño planeado y pareja estable. Claro que todo se derrumba el día posterior, eso sí que nunca falla.

MÁRTENME
Sí, ¡Mátenme, bien matado! Sin dudas es el peor día de la semana. Algunos podrán discutirme que el Lunes lo supera, pero según hemos dicho, de acuerdo a cómo te lo tomes puede resultar positivo o desastrozo. En cambio del Martes no hay salida. Estás en el éxtasis de lo cotidiano, el climax laboral, el orgasmo rutinario del que nadie puede salir.

NI-ÉRCOLES
Es el típico “Día Ni”: ‘Ni’ muy cerca del Lunes, ‘Ni’ muy cerca del Viernes, ‘Ni’ divertido, ‘Ni’ sorprendente, ‘Ni’ especial, ‘Ni’ llamativo… Miércoles… la nada misma.

JUEVASOMA
Es la inocente cabecita del niño asomando del vientre de la madre primeriza. Es la sonrisa de la Mona Lisa (que a pesar de no mostrar los dientes, sabemos que está por largar la carcajada). Es el brote que reverdece después de la tormenta de granizo. Es el dulce amanecer que de a poco se deja descubrir o la punta del iceberg que se alza soberbia. Es la única esperanza… de llegar al Viernes.

BIEN-NES
¡BIEN! ¡BIEN! ¡¡Qué alegría, carajo!! Aunque aún no se hallan cumplido las obligaciones de ese día, se festeja de antemano. Se piensa durante toda la jornada qué se organizará esa misma noche (y la del día siguiente, claro). El viernes no se hace nada referido a la rutina, ¿Queda claro? El viernes no se estudia, se trabaja poco y se ordena mínimamente. El viernes se disfruta señores.

SAPUTO
Es el día más puto de todos. Te engaña, te endroga, te seduce, te dice al oído “hoy no hagas nada, mañana tenés todo el día”. Mucho cuidado con las propuestas del Sábado que lo único que quiere es que disfrutes el momento y te arruines la semana. Por supuesto que es un día para disfrutar al máximo, pero mirándolo de reojo y conociendo sus segundas intenciones…

DEPRIMINGO
Es el más cercano al lunes y el más distante del próximo viernes. Contiguo al glorioso sábado que tanto disfrutaste pero que ya es historia y no se repetirá hasta dentro de 6 tediosas e infinitas jornadas. El Domingo no avanza, no es productivo, no tiene cara de payaso ni de arduas responsabilidades. El Domingo aburre o no se empeña en que te diviertas (que para el caso es lo mismo). Hasta el Domingo más atareado es sinónimo de "desierto", "bostezo", "nostalgia", "resaca"...

2 comentarios:

  1. Que manera de alabar al jueves XD
    COMO ODIO LOS DOMINGOS HIJOS DE REMIL PUTAAAAA
    Encima siempre tengo algo que estudiar para la semana.
    Eso si, yo los martes no curso, no NADA, me pongo al dia y duermoooo :D

    ResponderEliminar
  2. ajja muy bueno gonza igual los sábados son los mejores sin duda alguna: te engaña, te endroga y te seduce diciéndote suavemente al oído "hoy rompete, mañana te recuperás" pero llega el domingo y no hay chances de que puedas levantarte de la cama es un día de fagocitar al extremo ajaj y así ya no estudiás nada y empieza tu semana toda desorganizada nuevamente y con seminario de civ! iujuu!

    ajja besoooooo
    connie con su grupo de super amigas de la fila de la izquiera sector de atrás (el mejor mi grupito, obvio te ocupás de decírmelo seguido ajajaj)

    ResponderEliminar