Pinocho, un poroto

Esta mañana, una chica me ofrecía como próximo tema del blog sus funestas experiencias amorosas con su anterior juguete. "Hablá del engaño y la mentira en las parejas..." me repetía mientras confesaba crudamente que, a su triste criterio, mis escritos habían reducido notoriamente la calidad. Podría pasarme horas hablando del fatídico desenlace con su ex pareja y de lo feliz que es ahora con su nueva chica… pero no me parece un tema adecuado para un viernes a la noche. Por otra parte, esperaré a que me narre de nuevo su desgraciada fortuna para plasmarla fielmente (ya que reconozco no haberla escuchado del todo).

Esta aburrida introducción nos lleva a una simple palabra que quedó repiqueteando en mi mente todo el día: “mentira”. Declaración realizada por alguien que cree o sospecha que es falsa o parcial, esperando que los oyentes le crean, ocultando siempre la realidad en forma parcial o total.

Ocultar la realidad… nos suena a todos ¿no? A TODOS, sin excepciones. Vivimos omitiendo, negando, escondiendo y escapando. La mentira es uno de los tantos instrumentos que utilizamos en los variados terrenos de la vida. Instrumento que algunos tocan con una destreza única, mientras otros desafinan hiriendo a todo aquel que lo rodea, convencidos de que están ejecutando la más dulce de las armonías.

La mentira piadosa es la mentira más mentirosa de todas. "Más vale una mentira que te haga feliz que una verdad que te haga llorar" Nadie es capaz de utilizar una herramienta nociva para un buen fin, en definitiva sigue siendo una triste mentira. No comparto “el fin justifica los medios” ni cualquier frase que intente argumentar un acto negativo en pos de uno considerado bueno. Dejémonos de explicar lo inexplicable y defendernos con denominaciones estúpidas.

Sin clasificaciones el artículo sería aburrido (y no se correspondería con el estilo pragmático utilizado hasta el momento). Veamos los tipos más comunes de calumniar:

- Mentiroso clásico: Lo hace de modo descarado y sin tener en cuenta las consecuencias. En la mayoría de los casos, terminan descubriéndolo.
Caso más recurrente: a las 7 de la mañana “Mamá ya te dije que estoy sobrio” (que ni se le ocurra hacerme preguntas rebuscadas, test de alcoholemia o el famoso ‘cuatro’ porque voy al muere)

- Mentiroso compasivo:
Suelen ser mujeres las que dan con este perfil. Saben que lo que te están diciendo es un terrible engaño, pero no se animan a decirte la cruda y real verdad por miedo a que te cause dolor.
Caso más recurrente: “Que bien te queda ese vestido, te hace más flaca” (aunque en el fondo sabés que si la ven los de Greenpeace la devuelven al mar 30 veces)

- Mentiroso cuerneador: Le oculta a su pareja de modo impune sus aventuras pasajeras cuando sale con amigos.
Caso más recurrente: “Amor, ya te dije que sólo tengo ojos para vos” (y para cualquier otra que me mire en una noche desenfrenada en la que no te tenga al lado y atine, como única solución, a olvidarme de tu presencia)

- Mentiroso cuerneado: Le miente a su pareja pero desconoce que la suya hace lo mismo.
Caso más recurrente: - “Amor, ya te dije que sólo tengo ojos para vos” – “Ya lo sé gordito, yo TAMBIÉN sólo tengo ojos para vos” (hijo de re mil puta ¿me crees pelotuda?, yo no pasaré por la puerta pero tus amigos son los más garcas del mundo… que feo eso de estar con la novia de tu amigo)


Continuará mañana. Hagamos economía de palabras... que tanta falta hace

3 comentarios:

  1. bien ahí con la intro pobre ilusa esa chica fatalmente engañadaaunque hay que reconcoer que fue el factor desencadenate para que tu prosa alcanzara los niveles a los cuales nos tenías acostumbrados. sino ibamos a pensar que te vendiste como "la loca de mierda" gon... ajjaaj

    buen tessssssto!
    te mando un beso pibito y una frase de zanotti que vive en una galaxia paralela a la nuestra pero, de vez en cuando, tira frases como:

    "sinceridad: autopresentarse al otro sin ocultamientos"

    ResponderEliminar
  2. Jajaja que genia/o!!
    No me hagas revelar tu identidad!

    ResponderEliminar
  3. ajajja el despecho en su máximo esplendor el de esta persona. no te olvides que puede ser hermafrodita como lady gaga, ya discutimos ese temita ajjaja

    ResponderEliminar