Pinocho, un poroto (segunda parte)

Mentiroso arrepentido: Aprovecha el momento menos indicado para vomitarte duramente todos los engaños cometidos tiempo atrás.
Caso más recurrente: “Te quiero pedir perdón Paco: yo fui el que te robé el buzo de Hard Rock Chicago porque pensé que iba a quedarme re copado, ¿me perdonás?” (pero prestámelo unos días más que estoy levantando minas a lo loco haciendo de yankee)

Mentiroso irremediable: Miente, miente y sigue mintiendo. Es capaz de sostener un engaño a toda costa alucinando situaciones inexistentes o inventando hechos que nunca ocurrieron.
Caso más recurrente: - “Pedrito, te estas copiando” – “Le juro que no” – “Pero tenés un machete abajo en la cartuchera” – “No, no… yo no lo puse” –“Pero si es tu letra” – “No, no… es mentira, ¡me lo puso usted!”

Mentiroso hijo de puta: Cuando le descubrís el triste engaño, lo reconoce impunemente y lo alza altivo cual trofeo digno de mostrar.
Caso más recurrente: “Sí, yo estuve con tu novia ¿y? ¿Qué pasa?, ¿Tenés bronca ahora?, Te hubieses preocupado en el momento flaco…”

Seamos sinceros. Empecemos a ser francos y decir la verdad por más dura e hiriente que sea… a la larga te termina beneficiando. No me digas ‘cosas lindas’ que no pensas, no me ocultes lo que haces ni me lo confieses, un tiempo después, sin anestesia.

Mentirosos, eso es lo que somos: “¡Qué rico que está!”, “¡Qué bien te queda!”, “¿Yo? ¡Nunca!”… Pincho se nos caga de risa sentado cómodamente en un sillón. Pinocho se alegra de su situación al ver lo comprometida que está la nuestra. Pincho es un santo. Un verdadero santo… por lo menos él tenía un castigo: le crecía la nariz, todos se terminaban enterando y su mentira tenía un triste final. A diferencia nuestra, que en la mayoría de los casos, nos termina saliendo todo bien…

1 comentario:

  1. jajajaj ame al mentiroso hijo de puta xD Me hizo cagar de la risa! =D

    ResponderEliminar