El crimen de autoconvencerse

¿Quién es capaz de decirte exactamente lo que querés oír?... ¿Tus padres?, ¿Tus hijos?, ¿Tus amigos?, ¿Tus hermanos?... Ninguno de ellos. La única persona que puede expresar lo mismo que vos pensás es, de modo casual, la que piensa cabalmente como vos lo hacés, es decir, vos mismo.

Sos el único que puede decirse aquello que siempre esperaste que te dijeran. Sos el único apto para convencerte de algo que sabés no es cierto. Sos el único capaz de engañarte, influenciarte y mentirte. Y lo hacés con una maestría inigualable… pero lo más grave del asunto es que te lo crees.

Claro que también hay autoconvencimiento negativo, pero hoy sólo nos referiremos a los autoengaños "positivos" que, inicialmente simulan ser grandiosos, pero terminan desilucionándonos de golpe. Hay distintas clases de autoconvencimiento para los diferentes terrenos de la vida, los diálogos con tu propia mente te dicen lo que querés escuchar a cada momento. Véase:

Autoconvencimiento en el estudio (ultimomentistas):
- Vos: Estoy a dos días de rendir un examen
- Tu mente: ¿Cuál es el problema? ¡Estudiá mañana y listo! Hoy aprovecha a ver televisión y salir con amigos. Además llegás perfecto, no es muy difícil.
- Vos: ¿Seguro? ¿Y si me va mal?
- Tu mente: ¡No te va a ir mal, no digas pavadas! Aparte hay recuperatorio… ¡Ni te hagas drama!
- Vos: Es verdad

Autoconvencimiento en el amor:
- Vos: La flaca de adelante mío no me da ni la hora
- Tu mente: ¿Qué decís? Está muerta con vos
- Vos: ¿En serio? Pero si no me habla.
- Tu mente: No te habla porque la inhibís con tu presencia. Sos tremendo facha querido, sabélo… Empezá a creértela un poco más.
- Vos: Es verdad

Autoconvencimiento en el fracaso:

- Vos: Me fue muy mal en el oral, yo sabía que no tenía que ver televisión y salir con amigos…
- Tu mente: ¡Pero no te fue mal por eso! Todos estudiaron el último día y la mayoría desaprobó… ¡era muy difícil el examen!
- Vos: Es verdad

Autoconvencimiento en las cualidades y talentos:
- Vos: Siento que no sé hacer nada bien
- Tu mente: ¡Dejate de joder! Si cantas excelente, bailás como los dioses, sos el más simpático de todos y te adoran las multitudes…
- Vos: Mmm, puede ser…
- Tu mente: ¡Pero claro! ¡Sos la envidia de muchos! Tenés una personalidad única y características asombrosas. Cualquiera desearía estar en tu lugar.
- Vos: Es verdad

¡NO ES VERDAD!, ¡¡¡NO ES VERDAD!!! ¿Qué parte no entendés? ¡Dejá de mentirte pedazo de enfermo!: No llegas ni en pedo con el estudio, la de adelante no te tiene ganas, te va mal porque sos un vago de mierda, cantás y bailás como el orto y tu personalidad es deprimente… Dejá de creer lo contrario.

Para eso están los padres, los hijos, los amigos, los hermanos… para decirte pura y exclusivamente la VERDAD. Esa verdad de la que querés escapar pero sabés positivamente que nunca se va a ir. Esa verdad que tanto te duele pero termina gratificándote. Esa verdad que, si dependiese de tu cabeza color-de-rosa, nunca conocerías.

2 comentarios:

  1. "tu blog es el mejor del mundo"....nono..no te lo dijo tu mente...te lo digo yo..ajjaja..te adoro gon!

    ResponderEliminar